Entradas

CASTILLO DEL REY, de Jose Francisco Álvarez

Imagen
San Vicente de la Barquera, 11 de Marzo de 2017 

TU ORIGINALIDAD, de Mariano Zurdo

Imagen
Hace unos meses me llamaste para contarme tu enfermedad. Lo hiciste con una entereza que apenas permitiste que se quebrara unos segundos. Zanjaste el lagrimeo con un «pero no te llamaba para esto, Zurdo». En parte sí, pero me llamabas sobre todo ilusionado para contarme tu proyecto, un legado que querías dejar al mundo del microrrelato. Era sencillo, en el marco de las convocatorias de ENTC, ibas a convocar el Premio Lince montesdetoledo, que premiaría al relato más original. Me lo remarcaste hasta el infinito, «Zurdo, ni el mejor ni el más bonito, el más original». El premio sería un lote de libros de microrrelatos, entre ellos todos los publicados hasta la fecha por Talentura. A cambio sólo me pedías una cosa, que formara parte del jurado. Por supuesto que te dije que sí. Por agradecimiento a tu generosidad, no sólo por comprarnos ese lote, sino por el apoyo constante a nuestra editorial. Y porque tú y yo compartíamos desde hace tiempo esa preocupación por la originalid…

RELATOS QUE NO TE ESCRIBO, de Belén Sáenz

Imagen
Pasan muchos días ya, querido amigo, sin escribirte. No encuentro manera de despedirme y eso me consuela en cierto modo. Sabiendo que tu ausencia es verdad, aunque no haya pasado, empiezo mil y un cuentos que se quedan a medias. Cómo quisiera que les pusieras tú una apostilla. En uno de ellos eres un mercader de ánforas en Talavera de la Reina, de esas que tienen escrita la leyenda «Viva mi dueño», y ocultas manuscritos en sus vientres de barro. De ellas estuvimos hablando la última vez que nos vimos. De esa ocasión se me saltan los recuerdos a otros más amables, cuando nos conocimos; fuiste la primera persona que me acogió en mi estreno Enteciano. También te he convertido en Don Quijote en su tercera salida, y en otra intentona eras Sancho en busca de su Barataria. He procurado convencer a Benigno y a Justina para que me protagonicen algo que te pudiera gustar, pero están mayores y muy tristes. Desolados como el árbol de los suaves Montes de Toledo, como tus hermanos de letras. He pe…

ESTATUAS, de Belén Sáenz

Imagen
Con un caballero fino y elegante en Isla Cristina, leyendo los microrrelatos de Javier Ximens





Nostradamus nos ha dejado leer un relato de Ximens incluso antes de que lo haya escrito.




Con Mrs. Doubtfire cotilleando sobre las peinetas de Ximens












HASTA LUEGO, de Mei Morán

Imagen
Es difícil no quererte, Javier. Cada uno de los que te escribimos tenemos una anécdota en el bolsillo, unas risas en el corazón, de los momentos pasados contigo. Se me viene al pensamiento aquel viaje de pasada que hice a Madrid. Habíamos quedado para tomar una copa y, acompañado de tu musa Saly, acabaste contándonos mil anécdotas curiosas de la ciudad. Hablamos de microrrelatos, de que no tenías la intención de publicar un libro. Ahora me doy cuenta de que has dejado toda una vida escrita, llena de historias. El tiempo aquella tarde a vuestro lado pasó en un abrir y cerrar de ojos y me pareció que te conocía desde siempre.
Mei

PARA XIMENS,de Asunción Buendía

Imagen
Querido Javier Ximens: Te conocí primero por tus letras, a través de tu blog. Te leí muchas veces y un día me atreví a dejarte un comentario. Luego la casualidad en la que se suele enredar la vida me hizo conocer a alguien que te conocía y finalmente coincidimos en una apretadísima presentación del libro de una compañera de letras. Allí curiosamente entablé conversación con Saly, esa maravilla de compañera que tienes. La sensación final fue maravillosa, me sentí orgullosa de pertenecer un poquito a ese círculo enorme de amigos que había siempre a vuestro alrededor. Después por el hecho de vivir en Madrid nos vimos más veces, algunas me llamaste para compartir contigo (qué atrevimiento por mi parte) presentaciones para amigos que iban publicando. Gracias por eso, por ser tan respetuoso con todos, por compartir tu gran talla humana y ser un ejemplo de generosidad. En mi caso por animarme siempre, siempre. Por decirme lo que pensabas sobre mis relatos, tanto si te gustaban c…

HOMENAJE A XIMENS, de Mª José Escudero

Imagen

TU SONRISA CON ALMA, de Luisa Hurtado

Imagen
Llevamos días pensando en ti y en Sally pero es importante decirlo, intentar atar con palabras y tinta lo que uno piensa, recuerda y hasta ha olvidado.
Recuerdo cuando nos conocimos, en la Puerta del Sol, en una quedada de madrileños como ha habido otras; creo que es la única vez que te he visto sin Sally (a ella lo conocí más tarde, a las puertas de la Microbiblioteca, como tu musa lo que me pareció sencillamente genial); desde ese momento te oigo decirme (¿cuántas veces?) que “los lunes ecologistas tenían que estar en las escuelas” pero, sobre todo y siempre, recuerdo tu pasión, tú hablabas, teorizabas, opinabas y mil cosas más y yo te escuchaba un poco apabullada y otro poco sorprendida, incapaz. Esa pasión y el tiempo acabaron por convertirte en alguien grande y sabio, en alguien a quien tener muy en cuenta y escuchar.
Y leyendo ahora a los compañeros, recupero un recuerdo que había perdido. Me olvidé del “Autoepitafio”; he corrido a leerlo buscándote y, sí, ahí estabas. Yo lo cer…

QUÉ PUEDO AÑADIR..., de Susana Revuelta

Imagen
Qué puedo añadir yo que no se haya dicho ya de ti, querido Ximens, con dedicatorias tan bonitas y sentidas como las que he ido leyendo estos últimos días, tras conocer la triste noticia de tu partida. Así que recurro al Messenger, que por suerte no ha borrado nada desde nuestra primera conversación. Y a mi memoria, que sí que borra fechas, pero no encuentros trascendentes en mi vida. Aquella primera vez en marzo de 2013 en Cabezón de la Sal, Cantabria, en la librería Sancho Panza, donde Saly y tú escenificasteis un cuento. Y yo con una sonrisa que surgiría de manera natural en cada una de las siguientes ocasiones en que volvimos a encontrarnos. Santander, San Vicente de la Barquera, Madrid, Barcelona. Fue también ese año 2013 cuando empezó a liarse lo del Despojos del Rec. A través de ese maravilloso evento, pude conocer a muchos otros autores de microficción y tenerlos a todos de amigos en Facebook. Gracias a esa unión virtual, y a tu interés por mis escritos, nos hemos seguido por las…

XIMENSAJE DE HASTA LUEGO, de Asier Susaeta

Imagen